PIEDRA LUNA

La piedra luna, como su nombre nos indica, está totalmente ligada a la Luna y a sus ciclos como a los nuestros. Es una piedra reflexiva que nos recuerda que, como la luna crece y mengua, todo forma parte de un ciclo de cambios.

Emocionalmente es una piedra que alivia la inestabilidad emocional y el estrés y por ello ayuda a curar los desordenes del aparato digestivo relacionados con el estrés emocional.

Afecta poderosamente al ciclo reproductor femenino y alivia las dolencias relacionadas con la menstruación. Equilibra el sistema hormonal y se convierte en una gran aliada para combatir el síndrome pre-menstrual, la concepción para el embarazo, el parto y la lactancia.

También favorece nuestro sistema digestivo ayudando a asimilar nutrientes y a eliminar toxinas y retención de fluidos.

Como usar-la:

Llévala siempre junto a tu piel, es ideal como collar o pendientes, mejor que anillos.

Colócala sobre el chakra Anahata, sobre el corazón o sobre el plexo solar para tratar emociones durante tus meditaciones.

RODONITA

La rodonita es un equilibrador emocional que nutre el amor y fomenta la hermandad humana. Es capaz de mostrar los dos lados de un asunto. Esta piedra estimula, aclara y activa el corazón y su chakra Anahata. Asienta la energía, equilibra el yin con el yan y se dice que potencia la meditación basada en mantras alineando más el alma con la vibración.

La rodonita cura el shock emocional y el pánico prestando apoyo al alma durante el proceso. Es extremadamente benéfica en casos autodestrucción emocional, codependencia y abuso. Limpia las heridas emocionales y las cicatrices del pasado y trae a la superficie las emociones dolorosas para su trasmutación.

Esta piedra tiene una intensa resonancia con el perdón y favorece la reconciliación después de haber sufrido abusos durante mucho tiempo.

Puede usarse en la curación de vidas pasadas para abordar problemas de traición y abandono. Con su capacidad de fomentar el autoamor no egoísta y el perdón, ayuda a recuperar las proyecciones que culpan a la pareja de lo que en realidad está dentro de uno mismo.

La rodonita es una piedra útil para dar la vuelta a los insultos e impedir la venganza. Reconoce que la revancha es autodestructiva y fomenta una actitud de tranquilidad en situaciones peligrosas molestas.

Equilibra e integra las energías físicas y mentales. Permite acumular confianza y alivia la confusión.

Activa la glándula pineal y aporta guía intuitiva. Equilibra los chakras facilitando el flujo energético y se usa como elixir en situaciones traumáticas.

AMAZONITA

La amazonita es una piedra con una poderosa acción filtradora. Absorbe las microondas y las emanaciones de los teléfonos móviles y protege contra la contaminación electromagnética. A nivel mental filtra la información que pasa por el cerebro y la combina con la intuición.

Se trata de una piedra muy relajante que alivia el cerebro y el sistema nerviosos y alinea el cuerpo físico con el etéreo manteniendo una salud óptima. Equilibra las energías masculinas y femeninas. Es una piedra que te ayuda a comprobar los dos lados de un problema o distintos puntos de vista. A nivel emocional la amazonita alivia los traumas emocionales clamando la preocupación y el miedo. Disipa la energía negativa y el enfado. Ayuda a manifestar el amor universal.

La amazonita equilibra los chakras Anahata (corazón) y Vishuddhi (garganta), potenciando la comunicación amorosa. También te ayuda a conectar con Ajna (el tercer ojo) y tu intuición. La piedra disipa la energía negativa y los bloqueos del sistema nervioso. Es benéfica en casos de osteoporosis equilibrando las deficiencias metabólicas que crean estas dolencias. Una de sus principales propiedades es la protección ante los peligros causados por las microondas y otras fuentes de bruma electromagnética.

ÁGATA

Las ágatas son piedras que sirven para asentar las energías y aportan equilibrio físico, emocional e intelectual. Ayudan a centrar y estabilizar la energía física. El ágata tiene el poder de armonizar el yin y el yang, las fuerzas positivas y negativas que mantienen al universo en su lugar. Es una piedra que calma y alivia, trabaja despacio pero aporta una gran fuerza. Sus múltiples capas pueden traer a la luz información oculta.

A nivel psicológico, el ágata facilita delicadamente la aceptación de uno mismo, fomentado la autoconfianza. Favorece el autoanálisis y la percepción de las circunstancias ocultas, trayendo a tu atención cualquier alteración que esté interfiriendo en tu bienestar.

Las ágatas potencian la función mental mejorando la concentración, la percepción y las habilidades analíticas dirigiéndote hacia soluciones prácticas. Emocionalmente sana la ira interna, fomentando el amor y el coraje para volver a empezar. Resulta útil para cualquier tipo de trauma emocional. Crea una sensación de seguridad disolviendo la tensión interna.

Espiritualmente el ágata eleva la conciencia y vincula con la conciencia colectiva. Anima la contemplación serena y la asimilación de las experiencias de vida conduciendo al crecimiento espiritual y a la estabilidad interna.

El ágata estabiliza el aura. Su efecto limpiador es poderoso y puesta cerca o encima del corazón cura las enfermedades emocionales que impiden la aceptación del amor. Situada sobre el abdomen, estimula el proceso digestivo y alivia la gastritis. Limpia el sistema linfático y el páncreas, fortalece los vasos sanguíneos y sana desórdenes de la piel.

AJNA CHAKRA

El sexto chakra se llama Ajna. Está situado en el punto del entrecejo y también se le llama «el tercer ojo». Abre la puerta hacia los sentidos internos conectándolos primero con tu ser inconsciente y gradualmente con tu ser superior. Equilibrado, este chakra produce una compresión instantánea de cualquier situación, más allá del pensamiento racional habitual. También produce sentimientos de justicia, caridad y amor consciente.

Cuando está desequilibrado, una persona sólo reconoce lo externo, el mundo de la materia, manifestando intolerancia con las ideas de los demás y gran distorsión de la realidad, especialmente en las relaciones interpersonales.

El sexto chakra representa el desarrollo de una consciencia que nos abre a una realidad trascendente o a una consciencia universal. Esta energía que pertenece a nuestros chakras superiores, es decir, a aquellos de naturaleza espiritual, colectiva y sutil, implica precisamente en el desarrollo de una percepción que deja de estar anclada en la razón individual. Nuestra mente no sólo es limitada porque es incapaz de ver una realidad superior, que es la verdadera naturaleza del ser, también es responsable de que vivamos en la ilusión de ser un cuerpo y una mente y en general un individuo separado de todo lo que existe.

Con el sexto chakra nos conectamos con la sabiduría de la totalidad y alcanzamos el estado de yoga, de unión con el universo que es nuestra verdad.

SWADHISTHANA CHAKRA

LA PROPIA MORADA O LA RESIDENCIA DEL SER

El elemento de este chakra es el agua, esto se asocia a la cohesión y también al constante cambio y movimiento, característica que lo une a las emociones humanas.

En este sentido se opone y se complementa con el primer chakra: Uno busca la solidez, estabilidad, el otro, el cambio, el flujo, ya que Swadisthana influye en tu forma de habitar el mundo y relacionarte con otros. Su desequilibrio puede ser causa de codependéncia, adicciones, obsesiones sexuales o su opuesto: una total falta de deseo sexual e incapacidad de sentir satisfacción.

Al estar desequilibrado este chakra, aparecerán problemas emocionales relacionados con la culpa o la verguenza. Swadisthana se relaciona con la sensualidad y el cuerpo emocional, de aquí que su apertura sea indispensable para poder disfrutar la vida al máximo, sintiendo cada sensación y viviendo cada momento.

En la vida diaria honrar tu cuerpo es esencial para canalizar la energía de Swadisthana, esto implica varias cosas:

  1. Para empezar el mantenimiento del cuerpo depende de una buena hidratación y alimentación.
  2. Las frutas dulces y cítricas,así como la canela,son algunos alimentos que ayudan a sanar este chakra.
  3. También es importante mantener una vida sexual saludable.

MULADHARA CHAKRA

És el primer chakra. Significa «raíz» y constituye la base y el fundamento de la salud emocional y mental.

Está ubicado en el comienzo de la columna vertebral. Representa al elemento Tierra y por lo tanto simboliza nuestra unión a esta en el plano físico y mental.

Como si de un árbol se tratase, necesitamos sentirnos enraizados a la vida para poder sentirnos seguros, cuanto más profundas son nuestras raices mayor estabilidad física y emocional tenemos. Una base fuerte es fundamental para el posterior desarrollo y crecimiento de nuestro ser.

El chakra raíz se alimenta y da fuerza a la voluntad de vivir. Es uno de los chakras más desequilibrados y difíciles de mantener purificados. Si alguna vez a lo largo de tu vida has experimentado situaciones como el divorcio de tus padres, la dificultad para pagar el alquiler, has vivido en relativa pobreza, has visto o has experimentado abusos por parte de otros niños, te criaste en un barrio peligroso, etc… es muy probable que hayas arrastrado el desequilibrio a lo largo de los años.